Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Balones Fuera

Copa América 2011: desempate en el Monumental

25 de julio de 2011 a las 14:28

No serán el equipo más vistoso del planeta, pero lucen la competitividad como sello principal de su ADN. Uruguay es el nuevo campeón de Sudamérica gracias a una insultante victoria sobre Paraguay por 3-0, en el que fue quizás el encuentro más desequilibrado de todo el campeonato. Ha sido una alegría por partida doble para los charrúas, que se coronan como el mejor combinado del continente en la actualidad y también como el de siempre.

Se trata de un desempate en títulos continentales que recrudece las heridas de Argentina, anfitriona de esta edición 2011. Superados por un histórico rival y en su propia casa. Como escenario, el Estadio Monumental, acostumbrado en tiempos recientes a acoger tristes episodios para el fútbol del país.

En líneas generales, Uruguay ha sido un justo vencedor. Ha ido mejorando sus prestaciones progresivamente, desde su flojo inicio hasta su demolición final. Paraguay apenas opuso resistencia. Los hombres de Gerardo Martino salieron de nuevo a especular con el resultado y esta vez se quemaron. Los celestes incendiaron desde el primer minuto las líneas enemigas, con el incansable oficio de sus centrocampistas y la movilidad de sus máximas estrellas, Luis Suárez y Diego Forlán. Son las claves de su éxito.

Óscar Tabárez ha construido un bloque de raza, sobrado de entrega, que asume sus limitaciones y que acepta correr más tiempo tras la pelota que con ella en su poder. Ya lo demostraron en Sudáfrica, donde acabaron cuartos, y ahora han repetido la fórmula hasta alzarse con la corona. Lo hicieron, por ejemplo, cuando Chile les arrinconaba en la fase de grupos. Y también frente a una Argentina en superioridad numérica en los cuartos. No se rinden nunca.

Arévalo Ríos y Diego Pérez representan como nadie este perfil. Dos auténticos perros de presa en el centro, incansables y al servicio total del colectivo. Aunque también lo son sus defensas, guerreros como Maxi Pereira, Martín Cáceres o el mariscal Diego Lugano. Todo pundonor y valentía. Sudan sin descanso para que Suárez y Forlán apuntillen al de enfrente. Y así sucedió contra los insípidos guaraníes.

Esta iba a ser la Copa América de Leo Messi, de Neymar, de Alexis Sánchez o de Radamel Falcao. Acabó siendo la de la casta charrúa, un estilo diferente al tan alabado de nuestros tiempos y que también sirve para triunfar en el fútbol.

Related posts:

  1. Copa América 2011: por un nuevo reinado
Fútbol internacional
Escrito por gabrienriquez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Deja tu comentario