La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Surf’

Cuando el cielo abriga

Miércoles, Noviembre 23rd, 2011

“Soy de los que nunca se ocupan de fortunas principescas y estoy bien contento si el mundo está dispuesto a alojarme…” Herman Melville, Moby Dick.

Fuerteventura. El mar picado por el viento que sopla desde fuera. Una brisa sostenida del noroeste revuelve la superficie. El Atlántico parece la colcha de una cama antes del amanecer. Se hace tarde. El día vive su otoño. No hay demasiado tiempo para decidir. En nuestra espalda solo quedan horas perdidas. 

Comienza el ritual. El traje corto por la cintura, la parafina en la mano derecha y la tabla apretada entre los muslos. Jaime, Fofi y Peter siguen mis pasos sobre la roca volcánica. Cada movimiento castiga la fragilidad de los pies. La sensación es diferente dentro del agua templada. Allí bailamos alocados. Pero las olas escasean y a pesar de que el sol todavía suspira entre las nubes, el viento enfría el cuerpo.

Mientras camino hacia el coche noto cómo el cielo me abriga. Rebeca que acaba de abrir los ojos también se da cuenta y baja ligeramente la ventanilla para palpar ese instante especial. Por la rendija entre el cristal y la carrocería se desliza una melodía que de golpe nos sumerge en un bucle. Entonces comprendo que algo del surf que tanto me apasiona también se encuentra en aquellas nubes. Y reconozco en el momento el resplandor decadente de una historia de amor cuando está a punto de terminar.     

@antonbruquetas

El ruido no cura las heridas

Lunes, Noviembre 21st, 2011

En el último post hablaba, entre otras cosas, de los complejos significados que se encriptan en algunas fotos. Describí todos los que pude percibir en aquella ya histórica instantánea donde Slater recibe su undécimo titulo. Sin embargo, con el paso de las horas me di cuenta de que se me había deslizado al menos uno. Camuflada en un apretón de manos se encontraba la solemnidad de una despedida. La imagen ocultaba el adiós de una de las personas más importantes del surf mundial durante los últimos años, de la figura más trascendente de la ASP: Brodie Carr, el director general de la organización. Oficialmente su dimisión en el cargo se produce por el grave error de la prematura proclamación de Kelly Slater como campeón del mundo. Pero a casi nadie se le escapa que en su renuncia existen otros factores quizás más decisivos que esa terrible equivocación.

Desde la implantación del nuevo sistema de ascensos a mitad de temporada y el ranking unificado, las críticas no han parado de llover a la cúpula de la asociación. De hecho, destacados profesionales de este deporte, encabezados por Bobby Martínez o Jamie O’Brien, expresaron públicamente un rechazo atroz a este formato. Un enfrentamiento que los llevó a alejarse de la competición. Hasta Dane Reynolds, llamado a pelear por el número uno, también se ha desconectado de los campeonatos. Una pérdida irreparable para el circuito. Y lo más preocupante es que la epidemia por ahora no tiene fin.

Además, durante esta temporada algunas decisiones incomprensibles de los jueces provocaron un profundo malestar entre los surfistas y, en ocasiones, entre los aficionados. Fue el caso de la eliminación de Owen Wright en la manga contra Adriano de Souza durante la prueba de Brasil. A partir de entonces la sospecha de que la ASP trataba de favorecer a los brasileños (que representan a un mercado emergente) se ha ido consolidando.

Demasiados tropiezos para un solo año. La única forma de digerirlos parecía que era con una gran celebración. Slater agranda su leyenda. Once títulos mundiales. Sin embargo hasta en eso salieron mal las cuentas. De todos modos, aunque hubiesen acertado con los cálculos, pienso que se equivocaban si creían que el ruido cura las heridas.

P.D. Rumores desde Hawai: El año que viene se elimina el formato que contempla ascensos y descensos de surfistas a mitad de temporada.

@antonbruquetas

Josh Kerr: A un paso del cielo

Miércoles, Octubre 19th, 2011


Foto: wavesmaga.com.au

Existen ciertos pasajes en la historia de una persona que cambian para siempre el curso de la vida. La muerte prematura y repentina de su padre Greg, que sufrió un ataque al corazón mientras practicaba windsurf, moldeó la visión que Josh Kerr (Tweed Heads, Australia, 1984), de tan solo 11 años, había adquirido sobre el tiempo. Aprendió el áspero valor relativo de su magnitud y decidió que desde entonces el camino que le quedase por delante lo recorrería al sprint.

Las llagas de aquel niño, cuyo dolor trató poco después de amortiguar con salitre y cerveza, alumbraron un surf desesperadamente eléctrico, generaron un estilo que en cada maniobra desafiaba los límites de la Física. Kerr maravilló al mundo gracias a su pasión por flotar en el aire y sentir el océano lejos de sus pies.

Sin embargo, en tierra firme, aquellas heridas del pasado no brillaban como en el mar. Durante el 2002, tras una fiesta en el North Shore, Josh Kerr amaneció al borde de la muerte. Se emborrachó hasta que prácticamente no se aguantaba en pie y abrigado por la oscuridad de la noche comenzó a caminar en soledad. Entonces un conductor se lo llevó por delante. Cuando los primeros rayos del sol iluminaban Hawái y mientras buscaba un sitio para aparcar, Kelly Slater se lo encontró tirado sobre el asfalto. Rápidamente llamó a una ambulancia que lo trasladó a un hospital. Allí se recuperó de sus lesiones en pocos días.

A pesar de este accidente, su ritmo apresurado no se detuvo. Solo lo ralentizó cuando, un año más tarde, conoció a Nikki, quien hoy es su mujer y la madre de su hija Sierra. A partir de ese momento empezó a centrarse en la competición y en el 2006 alcanzó el objetivo de entrar en el World Champioship Tour (WCT), consiguió acceder a la lucha por el campeonato del mundo.

Pero en el 2007, después de una temporada de debut frustrante, decidió abandonar la élite para centrarse en el free surf. «Siento que estoy frenando la progresión de mi surf por tratar de asegurar maniobras que me dan puntos en la competición y todavía soy muy joven para que esto suceda», comentaba después de anunciar que dejaba el WCT. «Josh es la clase de persona que debe vivir en libertad», explicaba el también australiano Joel Parkinson, quien añadía: «Seguro que le vendrá bien respirar aire fresco».

Hoy, después de aparecer y desaparecer, Josh Kerr ha acabado por instalarse en la élite del surf mundial. «Tengo -subraya- una familia que mantener». Sus espectaculares aéreos adornan ahora las mangas de los mejores eventos. Su clave para volar tan alto es «estar seguro» de que lo va a lograr. Pero quizás su secreto resida en que se ha convencido de que, tal y como le sucedió a su padre, él vive más cerca del cielo.

@antonbruquetas

Bobby Martínez, el hijo díscolo del surf

Viernes, Septiembre 23rd, 2011

Nunca se cansa de repetir lo mucho que el surf ha significado en su vida. Quizás si Bobby Martínez (Santa Bárbara, 1982) no se hubiese tropezado con el mar «ya habría muerto». Nació y se crió en un barrio pobre a orillas del Pacífico donde las bandas peleaban por ejercer su autoridad. El plomo frenó en seco el sueño de muchos de sus compañeros. Pero él encontró una tabla y, poco a poco, se alejó de las calles.

Allí, en el océano, a resguardo de los peligros del asfalto, desarrolló un backside portentoso que le ayudó a conquistar el título nacional americano hasta en siete ocasiones. Después de pasar por el WQS, en el 2006 saltó al WCT, pisó por fin el pequeño reducto de los 44 mejores surfistas del planeta. Y, como la polémica que protagoniza desde hace unos días, su entrada en la élite no pasó desapercibida. En el primer campeonato que disputó finalizó en la tercera posición y, más tarde, logró vencer en Tehaupoo y Mundaka. Con 24 años, abanderaba el relevo generacional en Estados Unidos. Lideraba la generación que debía recoger el testigo de Slater y discutirle el cetro mundial a los australianos Mick Fanning, Joel Parkinson y Taj Barrow.

Sin embargo, el paso del tiempo apagó el brillo de su estrella. Una decadencia que culminó esta temporada. Faltó a dos pruebas (Jeffreys Bay y Tehaupoo) y cuando reapareció en Nueva York, hace apenas quince días, dinamitó el tour con sus palabras. Había eliminado a Bede Durbidge en la segunda ronda y en la entrevista posterior a su manga explotó contra la ASP (la Asociación de Surfistas Profesionales, que organiza el circuito mundial). Cargó con ira hacia la remodelación del WCT que se concretó este año y que contempla, a través de un ránking único, ascensos y descensos de surfistas a mitad de campaña. Acusó a sus colegas de querer convertirse en tenistas y aseguró que no participaría en más campeonatos. La ASP lo expulsó de la competición y, posteriormente, del tour.

La semana pasada, Bobby Martínez ratificó durante una entrevista para su patrocinador (del que es accionista) todo lo que había dicho en Nueva York. Confirmó en nueve minutos que ya se trata del hijo díscolo del sistema edificado alrededor del surf. Incluso apuntó hacia Quiksilver como el culpable de su descalificación en Long Island, puesto que en la siguiente ronda se enfrentaría a Slater, «al número uno de la marca que respaldaba la prueba y, como ya sucedió en Brasil, lo iba a eliminar». «Esto es una gran farsa», exclamó.

Martínez destaca que todo lo que dice lo piensa de corazón. Y, de hecho, sus declaraciones seducen por el convencimiento con el que las pronuncia. No han dejado a nadie indiferente. Generan tantas críticas (hay quien ve sus frustraciones personales detrás de este ataque al sistema) como adhesiones. Tal vez, lo que provoca cierta lástima es que alguien que hablaba tan fuerte dentro del mar, ahora solo sobresalga desde la arena.

El esfuerzo

Lunes, Septiembre 19th, 2011

Hay algo en el surf de Aritz Aranburu, reciente ganador del Pantín Classic, que me provoca sensaciones contradictorias. No lo termino de ver redondo, no me acaba de convencer. Y al mismo tiempo me impresiona. Porque en cada movimiento, en cada maniobra, por encima del talento, sobresalen el esfuerzo, la capacidad de sacrificio y las ganas de superación. Como el perro que ladra en el margen inferior de la imagen y que se afana para que lo escuchen a pesar del barullo que crece alrededor, que lucha para derrotar a sus circunstancias.


Foto: César Toimil

El Classic crece en septiembre

Martes, Septiembre 13th, 2011

Comenzó una nueva edición del Pantín Classic, que ya roza el cuarto de siglo. Otra vez en septiembre después de que el año pasado visitase agosto. Me alegra el regreso. Menos público, pero más real. Con olas de verdad, el cielo pesado y el agua fría. Exhibe lo que suele ser Galicia durante la mayor parte del año. Enseña cómo se surfea en condiciones incómodas, en un mar revuelto y desapacible. Terriblemente feo para ser tan bonito. El mismo mar que cuando te deslizas sobre su manto arrugado resulta deslumbrante.

Fuerza

Viernes, Mayo 6th, 2011

Foto: Javier Gutiérrez; En la ola: Adrián Formoso

San Francisco

Miércoles, Abril 27th, 2011


Foto: Marlin Lum

El Rip Curl Search viaja este año a la zona de Ocean Beach, en San Francisco, que se convertirá en la décima parada del circuito mundial y que acogerá, entre el 1 y el 11 de noviembre, a la élite del surf. En esa época del año, la costa de San Francisco es un lugar poco apacible, con agua fría y condiciones cambiantes. Y unos locales con quienes no fue sencillo negociar para que se celebrase la prueba. De hecho, no había un campeonato allí desde hace más de una década. «La gente no está emocionada con que esto pase», comentaba estos días a Surfline uno de los míticos surfistas locales de San Francisco, Andy Olive, quien agregaba: «Nuestros surfistas no son chicos de 15 a 22 años, por lo que no estamos impresionados por las estrellas. Es más, no nos importan tipos como Joel Parkinson».

Pero a pesar de todo, San Francisco ofrece un abanico de picos -como el de la foto- de una calidad indudable y que, si funcionan a pleno rendimiento, garantizan el espectáculo que a menudo ofrecen los competidores del tour.

Renovación en la FGS

Domingo, Diciembre 19th, 2010

El pasado día 9 tuvo lugar la votación para renovar la asamblea general de la Federación Galega de Surf. El proceso concluirá con la elección de un nuevo presidente, puesto para el que hay dos candidatos: José Manuel Diéguez Cerdeira y Juan José Rodríguez Hierro. No conozco a ninguno de ellos y por eso no he podido pedirles personalmente lo que estoy a punto de pedir desde aquí.

Somos un colectivo complejo, tremendamente heterogéneo y amante de la libertad. Por eso, resulta difícil que nos impliquemos en algún proyecto conjunto. Sin embargo, el gran reto de la FGS es precisamente este: impulsar iniciativas que aglutinen a los cientos y cientos de surfistas que cada vez que podemos guardamos unos minutos para zambullirnos en el mar. Ojalá que cualquiera de los dos acepte este desafío y lo logre de una vez.

Jeremy Flores explota

Viernes, Diciembre 17th, 2010

jeremy

Llegó a lo más alto del surf mundial en el 2006, con tan solo 18 años. Irrumpió con la etiqueta de futuro campeón, un marchamo que le ha pesado como una losa hasta tal punto que la victoria de ayer en el Billabong Pipe Masters es su primer triunfo en el WCT, en el circuito reservado solo para los mejores. «Esto es un sueño», declaraba el deportista de Islas Reunión poco después de alzar el trofeo que lo encumbraba en la meca de este deporte. «He venido aquí desde hace muchos años y es mi lugar favorito en todo el mundo, por eso sabía que no me podía rendir durante la final», agregó.

Y es que la victoria de Jeremy Flores sobre Kieren Perrow se fraguó en el último tercio de la manga, cuando el veterano dominaba el mano a mano y todo indicaba que se llevaría la prestigiosa prueba. Sin embargo, el empeño de Flores acabó derrumbando las ilusiones del australiano. «Creo que he encontrado mi ritmo de nuevo», concluía el ganador.

Minutos más tarde, cuando la organización comenzaba los trabajos para recoger la infraestructura del Billabong Pipe Masters, caía el telón del WCT. Habrá que esperar hasta febrero para ver de nuevo en acción a la élite del surf mundial. Será, como habitualmente, en la Gold Coast.